En un trabajo conjunto realizado por AGA se han identificado las amenazas directas y sus efectos para las poblaciones de gato andino, las cuales se indican a continuación

Cambio de uso de suelo por minería, extracción de agua incrementado potencialmente por cambio climático

Efecto: Pérdida de hábitat

Intervenciones

Creación de áreas protegidas y consolidación o mejoramiento de existentes; gestión con gobiernos y sector industrial; implementación de legislación vigente; involucramiento de las comunidades locales en conservación y decisiones sobre uso de la tierra; investigación sobre procesos de desertificación que afecten al gato andino.


Prácticas inapropiadas de ganadería, agricultura, turismo no regulado, minería, extracción de hidrocarburos, uso no regulado de las fuentes de agua

Efecto: Degradación de hábitat

Intervenciones

Trabajo con las comunidades para mejorar el manejo del ganado; gestión con gobiernos, industrias y comunidades locales para regular actividades de turismo; implementación de legislación vigente; implementación de planes de manejo de agua cuando existan; investigación sobre los impactos de la degradación de hábitat en poblaciones de gato andino.


Caza oportunista/Caza paliativa

Efecto: Disminución de población y afectación negativa a su estructura poblacional

Intervenciones

Mitigación del conflicto, educación comunitaria, implementación de la legislación vigente, investigación sobre los métodos más efectivos para mitigar conflictos y mejorar la percepción de los pobladores locales sobre la especie.


Caza de poblaciones de presa

Efecto: Reducción de presas

Intervenciones

Educación comunitaria, implementación de legislación vigente; investigación sobre las dinámicas predador-presa.


Caza tradicional

Efecto: Disminución de población y afectación negativa a su estructura poblacional

Intervenciones

Educación comunitaria, revalorización de conceptos ancestrales.


Presencia de Perros y gatos como reservorios y/o vectores

Efecto: Enfermedades introducidas

Intervenciones

Investigación para determinar el grado real de esta amenaza.