El mayor conocimiento sobre el gato andino, ha permitido a los miembros de AGA, por un lado el re-evaluar el estado de conservación de la especie en cada país y proponer acciones que apunten a su mejor conocimiento y desarrollo de acciones para su conservación. AGA ha promovido la cooperación transfronteriza en áreas con presencia de gato andino y con problemas y amenazas similares a la especie y a los ecosistemas, a través de proyectos multinacionales como el Proyecto "Conservación Transfronteriza del Gato Andino" desarrollado en la triple frontera entre Argentina, Bolivia y Chile. A nivel regional ha facilitado y/o apoyado la creación de nuevas áreas de protección en Perú, Argentina y Chile.

Actualmente AGA está enfocando sus acciones a promover la participación comunitaria en actividades de conservación del gato andino y su hábitat, apoyando a las comunidades locales y otras instituciones en el desarrollo de actividades económicas que sean compatibles con la conservación, así como mejorar las prácticas en la cría de ganado doméstico, con el fin de minimizar el impacto sobre el hábitat del gato andino.