En el año 2004 AGA desarrolló el "Plan de Acción para la conservación del Gato Andino" (PAGA), documento en el que se compila la información sobre el gato andino, disponible hasta ese entonces. En este Plan se identifican las amenazas para el gato andino y se establecen tres líneas de acción principales, que guían las actividades que llevamos a cabo:

Investigación

Educación y Capacitación

Conservación

En el PAGA, a partir de estas Líneas de Acción, se establecieron seis objetivos principales y para cada uno de ellos las acciones de conservación, a realizarse en un período de 5 años. En el 2009, AGA llevó a cabo el VI Taller Internacional para la Conservación del Gato Andino, a fin de evaluar la implementación del PAGA y analizar la necesidad de actualizar los objetivos y acciones de conservación.

Este análisis resultó en la elaboración de un Plan Estratégico, en el que se mantienen las Líneas de Acción y se establecen 6 nuevos objetivos:

a. Garantizar la conservación a largo plazo del gato andino y sus ambientes naturales, incluyendo la restauración o rehabilitación de los ambientes que hayan sufrido algún tipo de degradación.


b. Integrar la conservación del gato andino y su ambiente natural dentro de las políticas locales en los cuatro países donde se encuentra la especie, trabajando localmente pero con una aproximación global.


c. Reforzar actividades de conservación e investigación en las áreas protegidas con poblaciones de gato andino, y promover la creación o extensión de áreas protegidas existentes que faciliten la conectividad y/o protección de hábitats y poblaciones de gato andino.


d. Promover investigaciones sobre las amenazas y los requerimientos ecológicos de la especie, sus presas principales y otros carnívoros simpátricos.


e. Uniformar el accionar de grupos de trabajo bajo metas comunes y más efectivas


f. Capacitar al personal de áreas protegidas y comunidades locales en tareas de investigación, educación y conservación; dentro y fuera de áreas protegidas.